Herencia
Me regaló mi primer estuche de rotrings, mi primera caja de compases, mis primeros Goya, y quizá, no lo recuerdo bien, mis primeras acuarelas.....
Me enseñó a perder el miedo a los materiales, (juntos repujamos el estaño, pirograbamos la madera, troquelamos el cuero, moldeamos el papel, nos lanzamos con la marquetería, hicimos puzzles y marionetas...)
Me imbuyó con su paciencia, ingenio y creatividad.
Desde la distancia estimuló mi pasión por lo artesanal y artístico.
No ha visto ninguno de estos dibujos, pero está en todos ellos, y ahora desde la mayor de las distancias, me continua ayudando.

4 comentarios:

Ana dijo...

Este es muy bonito, tu dibujo de ti misma es raro raro....

Nívola dijo...

Ana, eres mi más fiel comentarista, gracias... me estimula saber que hay alguien de vez en cuando detrás de la ventana. De todas formas todavía no he difundido el blog, ya que estoy en proceso de protección de las imágenes como muy bien me aconsejaste....
El dibujo de yo misma es raro, porque no podía ser de otra manera, no? fue dibujado frente a un espejo sin mirar el papel. Pero me gusta ese ojo desorbitado!

Ana dijo...

pues vengo de vez en cuando para hacer un descansito del trabajo y la verdad es que me gusta, así aunque estes lejos es como que por unos minutos estás un poco más cerca y no sé así me siento mejor....
un besico...a ver si te llamo que se me pasan las semanas muy rápido.

Anónimo dijo...

Hola Nívola
Estamos celebrando el cumpleaños de Aitor y hablando de una cosa y la otra nos hemos acordado de ti...y simplemente queríamos decirte que tus dibujos son precisos y especiales y ójala nunca dejes de hacerlos. Valoramos la suerte que hemos tenido de conocerte. un besito. todos (María José, Elisa, Gloria, Haizea,Conchi, Teresa, Helena...)